miércoles, 26 de mayo de 2010

Inicio

Constantemente escucho música. Es una de las tantas obsesiones que me ayudan a aligerar la pesada carga del día a día.

Desde Brahms o Chopin hasta Psapp o Freezepop, desde post-rock y grunge hasta jazz y electrónica minimalista; el espectro musical en el que me muevo es gigantesco, abarcando una inmensa gama de géneros y artistas. Pero mi ecléctico gusto tiene fronteras que la misma melomanía me obliga a respetar. No todo lo que suena es música.

Este blog representa una muestra de lo que suena...

Disfruten.

1 comentario:

Hence72 dijo...

loving your blog